martes, 28 de noviembre de 2017

Juego Cerrar la Caja (1).

Juego muy popular entre marineros y pescadores. Su origen se remonta a hace más de doscientos años. Se le localizó por primera vez en Normandía y en las islas del Canal de La Mancha. Actualmente está extendido por todo el mundo.

Es un juego muy entretenido con el que se trabaja el cálculo mental, la descomposición y el azar.

Tablero y fichas:



Se necesitan dos dados y un tablero en el que aparecen los números del 1 al 9, provistos, cada uno de ellos, de una cubierta deslizante o que cierra con bisagras.

Objetivo del juego:
"Cerrar caja", es decir, cubrir completamente todos los números, situación que da como resultado la mejor puntuación posible: cero.


Reglas del juego: 
  • Puede participar cualquier número de jugadores, aunque se hace más ameno con dos, tres o cuatro. Se puede utilizar también como solitario. 
  • Tras el lanzamiento previo de un dado, inicia el juego quien obtiene la mayor puntuación. La partida comienza con todos los números destapados. 
  • Por turno, cada jugador lanza repetidamente los dados hasta que no pueda continuar. 
  • Tras lanzar los dados, se suman los puntos y se cubren, de entre los números descubiertos, unos cuantos cuyo total sea la puntuación obtenida. Por ejemplo, si saca un 8 puede optar por tapar: 

  • Se hace lo mismo con la segunda tirada, y con las siguientes, hasta que no es posible tapar ningún número. 
  • Una vez que un número se cubre, permanece tapado durante el turno de ese jugador. 
  • Si el 7, el 8 y el 9 están cubiertos, el jugador puede optar por tirar un dado o dos. 
  • Cuando el jugador obtenga un total que no se puede cubrir, terminará su turno y añadirá, a la suma obtenida, la puntuación de los números que no se cubrieron. 

  • Fin de turno. 
Puntuación para el jugador: (1 + 5 + 9) + 3 + 1 = 14
Si alguien consigue cerrar la caja, es decir, tapar todos los números, es el vencedor de la ronda.
  • De lo contrario, después de que cada participante haya jugado su turno, gana el que haya obtenido la puntuación más baja.
Me encanta ayudar, pero hacerlo lleva mucho trabajo.
Ayúdame, regálame para un café.